RSS

Trainspotting, versión Athletic (Parte II)

14 Mar

El pequeño Muniain y la 'drogathletic', dos inseparables.

A la mierda. Estaba decidido. Con el pleno respaldo de Muniain y Llorente, y con los insultos de el pesado de Amorebieta, había llegado a la conclusión que un chute de ‘drogathletic’ por semana era demasiado poco. Mi cuerpo, mi débil organismo, me pedía más, ¿y quién coño soy yo para contradecir a la madre naturaleza? Lo jodido era conseguir más chutes entre semana, un jodido follón. Un colega de toda la vida, de esos que saludas por la calle porque lo conoces de siempre pero que se te cae el mundo a los pies si tienes que cruzar más de dos frases con ellos, Mick Iturraspe Jagger, nos pasó el chivatazo de una nueva mercancía de ‘drogathletic’ que acababa de entrar a la ciudad. Venia dividida en dos categorias: Copa y Europa. “¿Por qué coño lo dividen en categorias, si lo único que queremos es metérnosla sin más?”. El pequeño Muniain, tan ingenuo, tan inocente… La respuesta a su pregunta es simple: si hay más de una categoría, se puede jerarquizar; si se puede jerarquizar, se pueden hinchar los precios; si se hinchan los precios, somos demasiado yonkis como para negarnos a pagar la ‘drogathletic’, así que no protestaremos; si no protestamos y pagamos, se forran. Fácil.

Lunes por la mañana, un frío de cojones, en los puertos de Bilbo. Después del subidón del finde, ya necesitábamos más mierda. Amorebieta se había empañado en acompañarnos, “por si las cosas se ponían feas”. No sé porque usaba un condicional, puesto que con él merodeando por ahí y tratándose de trapicheos, las opciones de follón eran muy elevadas. De pronto apareció de la nada un tío canoso, de facciones duras y cara de mala ostia que asustaba.”¿Dónde esta lo nuestro, viejo?”, dijo sin más Llorente, con una frialdad que ni Mendieta lanzando penaltis. “Guaperas de los cojones, el último que me habló así, un holandés prepotente y que se creía el centro del mundo, le metí un puñetazo y le tiré a la ría… y sería malo para nuestro pequeño negocio que tú acabaras igual”. Por primera vez vi a Llorente bajar la mirada a alguien en claro signo de haber perdido una batalla dialéctica. Casi me empalmo, debo reconocerlo. “Al grano. Me llaman Villar, y mi negocio es el Villarato. Quien se ríe de él, no vuelve a aparecer nunca más. Quien no cree en él, es un pobre idiota. Quien quiera participar en él, debe adaptarse a mis normas. ¿Y la pasta, yonkis de barrio?”. Este tío realmente impresionaba, incluso Amorebieta parecía tener miedo a un enfrentamiento directo con él. Le dimos toda la pasta que llevábamos encima, y tras unos segundos de observación, el tal Villar gritó “¡Roncero, trae esa mierda!”. De detrás de un edificio en ruinas apareció un matón de cara agria y mirada enfermiza. Le entregó a su superior un paquete, y este prosiguió: “Esto no es ‘drogathletic’ de la que siempre habéis probado, es bastante más fuerte, así que escuchad bien. Solo os podéis meter una dosis los miércoles o jueves de cada semana, de lo contrario la sobredosis acabaría con vosotros más rápido de lo que lo hice yo con Rosell”. No sabía quien era esa tal Rosell, pero en ese momento no me importaba una mierda, quiera ese paquete. “Entenderéis que muertos por sobredosis no sois rentables para mi negocio, así que mostrad un poco más de inteligencia de la que desprenden vuestras vacías miradas”. Y tras esta lapidaria frase, se fue con su esclavo personal, en busca de otro grupo de yonkis como nosotros para estafarles.

Y en cuanto hubo marchado, de verdad que pocas veces habíamos saltado tanto de alegría como aquel día. Joder, teníamos lo que queríamos, incluso Amorebieta pareció alegrarse por nosotros durante una fracción de segundo. Esa noche lo celebramos quemando la noche de Bilbao y bebiendo más alcohol que Massiel en fin de año (si, Amorebieta zurró a tres gafapastas Erasmus en medio de tanta excitación). Y llegó el miércoles. Y fuimos a San Mamés. Y nos metimos ‘drogathletic’ categoría Copa. Y llegó el jueves de la semana siguiente. Y nos metimos ‘drogathletic’ categoría Europa. Y joder, fuimos felices. Más enganchados que nunca, echando a perder nuestras vidas como nunca antes, pero más felices de lo que nunca habíamos sido. Pasaron las semanas y los meses, y aunque exteriormente nuestro aspecto cada vez era peor (Amorebieta se encargaba de recordarlo día tras día), interiormente nos sentíamos realizados. Es la ‘drogathletic’, es algo más fuerte a un sentimiento o a una pasión, y hasta que no estás enganchado hasta las trancas no sabes cual es su verdadero significado. Y una vez que Muniain, Llorente y yo nos sentíamos más fuertes que nunca, llegó a mis oídos un nuevo rumor. Que coño digo yo de un rumor, estoy hablando de EL rumor. La variante más selecta de ‘drogathletic’, tan lujosa que no se podía conseguir en el propio Bilbao: la ‘drogathletic’ categoría Final de Copa. Joder, sonaba de la ostia. No me flipaba tanto un rumor desde que dijeron que Coentrao era realmente un agente del FBI investigando casos de proxenetismo en el vestuario del Madrid. ¿Y si después de ese gran chute, después del éxtasis máximo, pudieramos finalmente desengancharnos de esa mierda que nos quitaba la vida lentamente?. Fui al bar. Me senté con mis tres colegas de toda la vida. Los miré uno por uno, y sin más, les solté: “¿Queréis seguir siendo unos putos mediocres toda vuestra vida o queréis convertiros en alguien respetable por una vez?” CONTINUARÁ.

 
 

3 Respuestas a “Trainspotting, versión Athletic (Parte II)

  1. msarabia9

    14/03/2012 at 22:18

    Sencillamente impresionante…

     
  2. Athleticzale95

    14/03/2012 at 22:41

    Me tienes enganchada a la historia jajaja Lo de Villar simplemente buenísimo. Enhorabuena Marc!🙂

     
  3. Kezz18

    15/03/2012 at 08:38

    Molt bona la història. He rigut molt jaja M’agrada molt el teu blog i el twitter. Ets un crack Marc!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: