RSS

Trainspotting, versión Athletic (Parte I)

07 Mar

Mis colegas Amorebieta y Llorente en estado puro: uno con mirada asesina, el otro con mirada de cruel seductor.

Elige vida. Elige unas botas. Elige una posición. Elige compañeros. Elige un entrenador malo que te cagas. Elige tacos, espinilleras, camiseta y michetas. Elige la salud, pocas patadas y seguros de vida. Elige pagar fichajes a plazos con interés fijo. Elige sentarte en el sofá viendo repeticiones de partidos de los años 80 mientras te llenas tu boca de puta comida basura. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿Pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando eres del Athletic?

En los bajos fondos de Bilbao solo tienes dos opciones: ser del Athletic o intentar que no te maten si se enteran que no eres del Athletic. Yo y mi panda de colegas lo teníamos claro, joder, el Athletic es mejor que cualquier polvo. Coge el mejor orgasmo que hayas tenido, multiplícalo por mil y ni siquiera andarás cerca. Menuda gente, mis colegas… ‘Bart’ Muniain, un pequeño hiperactivo que no paraba de tocar los huevos en todo el día a no ser que se estuviera haciendo fotos a él mismo con la complicada técnica del ‘contrapicaoh’. Por suerte estaba ‘La Grulla’ Amorebieta, el más rápido del oeste, no te enterabas y ya te había calzado dos hostias sin motivo aparente. Le encantaba. Al jodido Muniain no tanto, puesto que normalmente era la diana. Para completar el suburbial cuarteto falta por presentar al ‘Rey León’ Llorente. Vaya pieza. Un tío capaz de mostrar las dos caras más opuestas que he visto yo jamás: con las tías y los viejos, parecía más bueno que los niños de San Ildefonso; con los amigos y de fiesta, el tío más frío y más cabrón del mundo entero. Pero joder, éramos amigos, ¿y para que sirven los amigos si no es para poder putearse entre ellos sin que haya malos rollos de por medio? Y luego estaba yo, ‘Lehendakari’ Toquero, uno más de esa pandilla, el más inteligente de todos ellos y el más discreto. Era el típico colega que cohesiona un grupo, el tío que sin él, no habría pandilla. Éramos los cuatro fantásticos, aunque por el barrio se nos conocía más como los cuatro problemas.

Nuestra vida era una mierda. Una mierda de agonía entre partido y partido del Athletic. Joder, 6 días son demasiados sin un chute. Por suerte, como un reloj, cada fin de semana la Madre Superiora Liga nos aportaba una dosis de esta gran droga que es el Athletic. El aspecto entre semana que teníamos yo, Muniain y Llorente era bastante lamentable. Vagabundeando de calle en calle, buscando un bar donde matar las horas, a la espera que el día se pasara rápido para llegar cuanto antes a domingo. Y luego estaba Amorebieta, joder. Siempre dando la brasa: “Estáis echando vuestra vida a perder con esta mierda”, “Sois unos putos yonkis”, “Sra. Muniain, si le hubiera pegado más de pequeño ahora no sería un desperdicio social”… Realmente él no estaba enganchado a la ‘drogathletic’ (así la llamábamos por aquel entonces), era un tío más de acción. Joder, si era de acción. No se podía ir a un bar con él sin que hubiera lío al final. Menuda máquina. Me acuerdo en una ocasión que zurró a un guiri por el simple hecho de llevar una camiseta de Cobi, la mascota de los Juegos Olímpicos de Barcelona, al grito de “¡Menuda mierda de dibujo, incluso un yonki puesto hasta arriba habría dibujado algo más decente!”. Este era Amorebieta, un auténtico imán de problemas, pero nuestro colega de toda la vida.

Los partidos en San Mamés era lo único que nos importaba. Cobrar lo suficiente del paro para poder pagar las entradas. Esa era nuestra vida. Pero claro, muchas veces el dinero del subsidio no daba para tanto. ¿Solución? No penséis mal, pero había que robar. Me acuerdo una vez que obligamos a Llorente a liarse con un ejemplar de hembra de 200 kilos para poder robarle el coche sin que se diera cuenta. El cabrón aún nos lo echa en cara… qué más quiere, polvo y pasta para ‘drogathletic’. A veces la gente no sabe valorar su suerte, joder. Hacíamos mil y una para reunir la pasta para ir a todos los partidos, y merecía la pena. Que subidón estar en el estadio. Tocando el cielo cuando metíamos un gol, descendiendo al infierno cuando nos lo metían. Demasiado bueno como para desengancharse. La ‘drogathletic’ es como la barba: una vez que te sale, nunca más desaparece por mucho que te afeites. Pero la dependencia cada vez es mayor, y a mi y a mis colegas nos hacía falta algo más, no era suficiente con un partido cada fin de semana, la ansiedad nos iba a matar a ese lento ritmo… CONTINUARÁ.

 

11 Respuestas a “Trainspotting, versión Athletic (Parte I)

  1. Albert

    07/03/2012 at 20:18

    No se como coño te lo montas, pero has conseguido que me lea cada entrada de tu blog y me lea todos tweets… y ya te digo yo que eres el único con el que lo hago(no hay suficiente tiempo como para malgastarlo en otras cosas). Tu ingenio no dejará de sorprenderme, muy grande Lehendakari!!

     
  2. Iker arriola

    07/03/2012 at 20:19

    Seguir en el twitter a @Ikerarriola y yo os seguire a vosotros

     
  3. kevin gonzalez

    07/03/2012 at 22:56

    Muy bueno jajaja desde venezuela un saludo . loco

     
  4. Adrodan

    07/03/2012 at 23:36

    El primer párrafo es una obra de arte. Enhorabuena, tío😀

     
  5. Javi

    07/03/2012 at 23:36

    diooos, impresionante, que bueno

     
  6. Gües Le Munier (@Gues_le_munier)

    08/03/2012 at 00:07

    Diós escribiras el libro completo? porque a mi me encantó, pero este es aun mejor! y seguro que luego habra pelicula…

     
  7. Ruisko

    08/03/2012 at 01:45

    Grande este tío eh! He llegado aquí de casualidad y al final me he terminado leyendo toda la entrada… ¡eres grande!

     
    • Xarlie

      08/03/2012 at 18:17

      jajaja aquí otro que cayó igual… xD

       
  8. Riprit

    09/03/2012 at 18:13

    PEDAZO POST! De lo mejor que he leído por internet en muuuucho tiempo. Grande lehendakari!

     
  9. Patxi

    27/03/2012 at 21:44

    ari ari ari….toquero lehendakari!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: