RSS

Archivos Mensuales: febrero 2012

Propuestas del Toquerismo para mejorar la Liga

¡Bésame!

Esta Liga, señores, es un gran mierda, hablando finamente. No puede ser que dos equipos únicamente se disputen el campeonato, que además se quejen de los árbitros, y que los 18 conjuntos restantes se dediquen a vagabundear por los estadios de unos y otros. Con el objetivo de hacer la Liga casi tan interesante como un trío entre Pepe, Alves y Roncero, la religión del Toquerismo presenta una serie de propuestas para que esta Liga finalmente sea la mejor del mundo:

  1. Adiós a los 22 jugadores: Quizás es que yo estoy ciego, pero con 11 jugadores por equipo veo demasiados huecos en el campo. Hay que pensar a lo grande, como los nenazas del fútbol americano, y meter como mínimo a 25 jugadores por banda. Con 50 tíos corriendo por ahí, las ostias aumentarían de forma exponencial y el futbol de ‘tiki-taka’ se iría a tomar por culo, que es lo importante. Jugadores como Xavi, Iniesta o Kaká deberían convertirse en gladiadores y dejar de ser bailarinas de ballet, como ahora. Además, los marcajes al hombre podrían ser de 5 contra 1, lo cuál provocaría un orgasmo múltiple a Clemente.
  2. Musicote: Está demostrado que si estás conduciendo mientras escuchas música “animada”, eres más agresivo al volante. Pues nada, a partir de ahora en los partidos debe estar sonando todo el rato por los megáfonos musicón a lo Pont Aeri, hardcore y máquina, para que los jugadores entren al campo como si se hubieran tomado un bocadillo de metanfetaminas. Busquets secunda esta idea.
  3. Límite de agresividad: Hay que fijar un límite de agresividad mucho más alto del que existe ahora, joder, que parece que no se pueda pegar una patada en el abdomen sin que te digan de asesino para arriba. La norma sería fácil: si no hay sangre, no es falta; si no queda en coma, no es amarilla; si no muere, no es roja. Y a correr. Con esta sencilla propuesta nos ganamos rápido el público norteamericano.
  4. Figura arbitral: Uno de los grandes problemas de esta Liga es que la gente se mea en la cara de los árbitros, su autoridad es más nula que la de un profesor sustituto en un instituto público. Por eso mismo, el Toquerismo propone que los árbitros sean únicamente luchadores de wrestling (Pressing Catch y esas cosas) o mercenarios de la guerra de Somalia. Gente que si le discutes una decisión te hace tragar tus propios huevos mientras te obliga a cantar ‘Los Pajaritos’. A ver si los de ‘Punto Pelota’ y ‘Futboleros’ seguirían siendo tan listos.
  5. Cheerleaders: se sabe que el 97% de los futbolistas piensan más con el rabo que con el cerebro. Si durante el partido hubiera cheerleaders ligeritas de ropa por el terreno de juego, bailando y poniendo caliente al personal, los jugadores dejarían de concentrarse únicamente en una pelota y pasarían a tener en mente un total de tres (la del partido más las dos suyas). Y ya se sabe, a más dificultad, más espectáculo.
  6. Público: no puede ser eso de ir a ver el fútbol y tan solo insultar de vez en cuando al árbitro, celebrar  algún gol y vuelta a casa. Nada de eso, el público debe interactuar. Por ejemplo, podría votar a través de SMS los cambios de jugadores, o decidir si algún jugador debe abandonar el campo por malo o por feo (CUENCA al 6655, por ejemplo). Y para fomentar la presencia juvenil en los estadios, que con la entrada vinieran 4 o 5 cubatas tampoco estaría de más. Diversión y risas para todos.
  7. Puntos: menuda mariconada lo de 3 puntos por victoria, 1 por empatar y 0 si pierdes. Hay que animar la cosa, señores, y el Toquerismo cree que es muy fácil hacerlo. Para el equipo que gane, 10 puntos + un viaje a Eurodisney para toda la plantilla + poder sodomizar a 5 jugadores rivales en las duchas. Si se empata… nada, tonterías, el empate queda eliminado. Si al final de los 90 minutos el resultado está igualado, a solucionarlo como se ha hecho todo la vida: el capitán de cada equipo que aguante más sin respirar gana (esto si que sería un puntazo). Y el equipo que pierda, se le restan 5 puntos en la clasificación y se obliga a todos los jugadores de la plantilla a ir al concierto del grupo más mierdas del panorama musical internacional (Pitingo, Andy y Lucas, Justin Bieber, El Puma…). Con todos estos cambios, ya veríais si correrían o no los cabrones.
  8. Terreno: por último, eso de jugar en césped es una estúpida moda de los ingleses que debe acabar. De toda la vida el mejor terreno de juego es el cemento: el balón rueda mejor y evita que los jugadores hagan piscinazos, porque caer sobre cemento es sinónimo de un dolor que te cagas. Pues eso, cemento del bueno, y las botas de tacos deben permanecer, porque si a pesar de todo el partido es aburrido, el ser humano es tan tonto que si ve a un tío resbalar y caer de cabeza contra el suelo, puede estar riéndose dos o tres horas seguidas.

Y esto es todo amigos. Si eres Toquerista de verdad, estarás de acuerdo con todos y cada uno de estos punto, y los expandirás por el mundo hasta que lleguen a manos de los peces gordos (o gordos a secas) de la LFP. Un saludo amigos!

Anuncios
 

Señoras que confunden taconazos de verdad con mariconadas

27 añitos la criatura, es un poco nenaza, pero felicidades.

Menuda jornada más indignante, señores y señoras. Encima que Osasuna y Real ganan sus respectivos partidos, va el engominao de Cristiano y me copia mi taconazo. Joder. Los chinos, empezaron haciendo copias baratas de los ‘Todo a Cien’ de toda la vida, más tarde se hicieron con los bares y ahora parece que empiezan a falsificar goles también. Pero ya se sabe, el original siempre es mucho mejor, y el mundo es un clamor pidiendo que CR7 pide perdón públicamente por osar imitar a un Dios. En el caso que no lo haga, acabará relegado al infierno del Toquerismo: las catacumbas de Anoeta.

Hablando ya del Athletic, que es lo importante, partido raro contra el Villarreal. En primer lugar, es raro jugar a las 12 de la mañana de un domingo, si a esa hora todo el mundo está en misa JAJAJAJAJAJA Ay, he llorado y todo, sigamos. El partido no empezó muy bien con el gol de Senna, pero es calvo, se le puede perdonar. En la segunda parte volví a demostrar que soy más bueno que nadie en el mundo y le regalé un gol a Llorente que lo habría metido hasta Kluivert borracho. Susaeta nos adelantó en el marcador, pero ONGorka pensó que le daba pena el Villarreal y decidió regalarles el empate. En las duchas le dimos lo suyo, que no estamos para ir regalando puntos. Es que joder, la Champions es como la tía buena de tu clase, siempre la tienes cerca pero parece que nunca puedas llegar a ella.

Por su parte, lo de Madrid y Barça ya es un jodido escándalo. Han convertido esta Liga en algo más parecido a un concurso de rebuznos sobre los árbitros que a una competición deportiva, y encima les siguen favoreciendo. Al Madrid le regalaron una expulsión de su favor, de Michu, y le perdonaron una muy clara al doctorado en Filologia eslava por la Universidad de Tuputamadrelandia, Sergio Ramos. Por su parte al Barça le hicieron un par de regalitos en forma de fueras de juego pitados al Atleti que no eran y suponían clarísimas opciones de gol. En fin, que ya seria hora de decir basta, Toqueristas. Que no puede ser que te den por el culo y enciman te culpen a ti por ir provocando. el Toquero_theboss más revolucionario ha llegado para quedarse. Boicot! Entrecot! A las armas!

Del resto de la jornada hay cositas destacables. Por ejemplo, lo bien que se le da al Espanyol sacar pecho y luego hundirse en la miseria. Desde que dijeron que aspiraban a Champions, derrotas en casa contra Zaragoza y Levante. En toda la cara. El Levante aún, pero perder contra el Zaragoza en casa es como que tu abuela te gane al FIFA delante de tus amigos. Muy bien también el gran Clemente, que parece que en su contrato firmó que solo puede empatar y que si en alguno de los partidos hay más de 2 goles, rescinde el contrato de forma inmediata. Por último quiero destacar lo apretada que esta la clasificación en la zona media. No veía tal acumulación de equipos desde que en una reunión de la LFP el Madrid ofreció a Faubert y los presidentes de los demás equipos salieron corriendo de la sala de reuniones creando un tremendo y caótico tapón en la puerta de salida. Y esto es todo, Toqueristas, hasta pronto y no cometáis incesto en demasía.

Lo mejor de la jornada: otra asistencia de gol mía. Esto es un escándalo, y Del Bosque sigue sin llamarme y mantiene en la lista a paquetes como Iniesta o Mata.

Lo peor de la jornada: el lamentable ‘lameculismo’ de los medios de comunicación con el gol de CR7 (esto lo digo muy en serio).

 
 

¿Podemos ganar la Europa League?

Vete preparando, nena.

Vamos a plantear esta cuestión de forma científica. Para ganar un torneo de este calibre, son necesarios una serie de requisitos indispensables, que sumados a mis huevos, más grandes que Saturno, harían al Athletic campeón sin lugar a dudas. Estamos hablando de lo siguiente:

  1. Temeridad: Hay que estar un poco loco para ganar esto, véase por ejemplo que el año que el Sevilla ganó una de sus dos UEFA’s, en una de las rondas se clasificó gracias a un gol de su portero, Palop, de cabeza. Vamos, hay que estar como una puta cabra, cuál CR7 después de pintarse las uñas de un color nuevo.
  2. Ostias: No puede ser que te expulsen como a Amorebieta ayer, con dos amarillas de nenaza. O roja directa después de una patada en la boca, o nada. Como bien dijo Aristóteles, “Los partidos no solo se ganan con goles, también se requiere contacto físico no amigable con el rival”. El camino está marcado.
  3. Quejas: a la mierda, si el Madrid y el Barça lo hacen y funciona, nosotros no seremos menos, joder ya. Y para empezar diré que el árbitro de ayer era más malo que un yogur caducado en 1973. Y nada de “No hablo de los árbitros pero…”, eso es de nenazas, nosotros atacaremos de forma directa, utilizando el punto 2 si es necesario.
  4. Uranio: el EPO quizás estará considerado doping, pero el uranio no. Un batido de este brillante producto cada mañana y veríamos como nuestro nivel físico aumentaría de forma considerable. De acuerdo, es posible que pudiera provocar algunos efectos secundarios, pero la verdad es que me reiría un huevo viendo a Llorente con tres brazos y a Gorka con un rabo en el codo.
  5. Elegancia: para ganar esto hay que ser guapo, históricamente los grandes campeones son guapos, excepto rarísimos casos como Ronaldinho, Messi, Sanchís o Joselito. Y la verdad es que no vamos sobrados de guapos en la plantilla. Por eso mismo usaremos la ancestral técnica de disimular con dinero tu cara de mierda, que consiste en ponerte un traje carísimo que deje en segundo plano tu horrible careto (método usado por los millonarios feos para ligar). A partir de la siguiente ronda, a jugar con traje y corbata.
  6. Respeto: ante todo, lo más importante es respetar al rival yJAJAJAJAJAJA Y una mierda, hablo del respeto que nos tienen que tener a nosotros. Somos el equipo con más huevos de la galaxia, y eso merece el respeto eterno de bandas como el Manchester. Si Rooney se pasa de la raya, pollazo en la espalda y a jugar al bingo con los abuelos. El respeto no solo se consigue con las palabras, requiere acción, señores.
  7. Odio: Todo gran equipo campeón cuenta siempre con un antagonista. Como la Real y Osasuna no jugarán en Europa hasta que el mundo sea un lugar bárbaro dividido en tribus después de una guerra mundial nuclear, hay que buscarse un enemigo que nos odie, para hacer la cosa más épica y tal. ¿Como conseguirlo? Fácil: seleccionas al equipo en cuestión (PSV, por ejemplo), y mandas a Amorebieta a las instalaciones del futbol base de dicho equipo. Lo dejas libre por ahí para que vaya segando a todo niño que se encuentre, ganándonos así la enemistad eterna del equipo en cuestión. No nos engañemos, ganar siempre es más bonito si tienes a alguien a quien restregárselo por la cara.

Pues estas son las claves señores, repasemos: Temeridad, Ostias, Quejas, Uranio, Elegancia, Respeto, Odio. ¿Y qué pasa si unimos las letras iniciales de estas siete palabras? TOQUERO. ¡Oh Dios, magia negra! ¡¿Cómo lo ha hecho?! ¡Me paso al Toquerismo definitivamente, esto es increíble y además te regalan un bocadillo de jamón al entrar a la secta! Entiendo vuestras reacciones de asombro, es normal. Pero hay que quedarse con lo importante: con la táctica TOQUERO, esta Europa League se queda en Bilbao. Un abrazo europeo, Toqueristas.

 

Mi pequeño homenaje

Hace unos días que debato conmigo mismo si debo hacer esta entrada en el blog. Este se trata de un blog de humor, pero este artículo no tiene nada eso. Es un simple recuerdo a una persona que he querido mucho. Finalmente ha valorado que el hecho de publicar esto puede ayudar a otras personas que hayan pasado o estén pasando una situación similar. Por eso, con el único objetivo de que esto sirva de ayuda a alguien, he decidido que merece la pena publicarlo. Además, soy una persona que tengo facilidad para escribir sobre cualquier cosa que me pase por la cabeza, pero me cuesta mucho transmitir mis pensamientos de forma oral. Por esto mismo, esta entrada también me sirve como forma de liberar una serie de cosas que me guardo dentro y que seguramente seria incapaz de hablar con nadie.

Cuando alguien fallece, se tiende a hablar muy bien de esa persona y a olvidar sus rasgos negativos. Yo no haré eso en este escrito, iaiu. Si escribo esto no es para contar tus miles de cosas buenas y obviar las malas (que tu tenías, que el que está leyendo esto tiene y que yo debo tener en mucha más cantidad). Lo que haré aquí es agradecerte todas las lecciones de vida que me has dado durante estos 20 años y los infinitos momentos bonitos que me has hecho vivir. En primer lugar, me has enseñado a que rendirse nunca puede ser una opción. Con 50 años un puta embolia, que en un principio parecía que se te iba a llevar de forma prematura, te inutilizó tu brazo y pierna izquierdos para el resto de tu vida. Lejos de rendirte, dedicaste horas y horas a la rehabilitación y conseguiste volver a andar con la ayuda de un bastón, lo que yo considero una pequeña gran heroicidad. Muchas veces dijiste que sentías mucha pena porque tu hemiplejia te había impedido llevar a tus nietos a la feria o al cine como el resto de abuelos, pero quiero decirte que eso a mi nunca me importó. A pesar de tu estado siempre estuviste a mi lado para jugar conmigo, te pasabas horas mirando como jugaba a baloncesto y me animabas a pesar de mi extremada torpeza. O sin ir más lejos, las horas de diversión que pasábamos juntos mirando el Grand Prix todos los veranos es algo que nunca podré borrar de mi memoria. Por todo esto te digo que tú me diste mi primera gran lección en la vida: si alguien te quiere de verdad, lo demostrará sean cuales sean las circunstancias.

La segunda gran lección que he aprendido de ti es que hay que ser generosos en esta vida. Has dado decenas y decenas de “conciertos” en residencias por el simple hecho de ver la alegría en los ojos de los abuelos residentes. A pesar de tus dificultades para desplazarte, semana tras semana sacabas sonrisas a la gente mayor con tu repertorio de canciones. Salvando las distancias, y haciéndolo mucho peor, en parte este es uno de mis objetivos con mi cuenta de Twitter: sacar una sonrisa sin pedir nada a cambio. Y eso, iaiu, lo he aprendido de ti. Otra gran lección, muy importante para mi, la explican perfectamente ‘Els Pets’ en su canción ‘El meu veï de sota’. Una de las frases de dicha canción dice: “Malgrat venir de fora em vas ensenyar que és ser català” (A pesar de venir de fuera, me enseñaste que es ser catalán). Tu eres uno de los muchos valientes que en los 60 se desplazó a Catalunya en busca de una vida mejor, a pesar de hacerlo bastante a ciegas. Y al llegar aquí, tuviste el valor y el gran respeto a este país de aprender su idioma, el catalán, y su cultura, e inculcarlo a tus hijos. Recuerdo llamadas recientes en las cuáles aún me preguntabas como era una palabra en catalán, si la pronunciabas bien… y este respeto hacia una cultura que originariamente no era la tuya es lo que a mi me ha enseñado realmente que es ser catalán, y lo más importante, que significa tener respeto por las culturas diferentes (mucho o poco) a la tuya.

Por último, y como no, está el Athletic. Cuanto rato y cuantas veces habremos hablado tú, tu hijo y yo sobre este equipo que nos da tantas desilusiones… La verdad es que puede parecer una tontería, pero hay veces que el fútbol deja de ser un simple deporte. Por ejemplo, la última vez que conseguí sacarte una sonrisa, días antes de que nos dejaras tan solos, fue cuando me preguntaste quien jugaríaa de portero en el Athletic contra el Betis y te respondí que Iribar. O por ejemplo, la última conversación que tuve contigo fue sobre la final de Copa: “Son unos jabatos”, “Los leones se van a comer al Barça”, “Mira el telexto, que quiero ver la clasificación”… No sé que haremos en la final de Copa, iaiu. Es probable que el Barça nos vuelva a meter cuatro y nos deje con cara de tontos. Muy probable. Pero en mi memoria permanecerá siempre que mi última conversación contigo fue sobre esta final, y por esto te digo que tú y yo ya la hemos ganado, independientemente del resultado final.

Y esto es todo lo que te quería decir, iaiu. Que es jodidamente duro perder a alguien que quieres tanto y que te ha dado tanto. Yo no creo que haya nada después de la muerte, y no creo que nunca llegues a leer esto, un montón de cosas que tendría que haber tenido el valor suficiente de contarte antes. Pero aunque no me crea todas esas cosas, creo firmemente que nadie desparece mientras alguien mantenga vivo su recuerdo. Yo sé que cada gol que meta el Athletic lo primero que me vendrá a la cabeza serás tú, que cada vez que alguien me felicite porque le gusta mi cuenta de Twitter o mi blog, será gracias a ti, y lo más importante, que yo no seria quien soy si tu no hubieras formado parte de mi vida, que eso creo que es lo más bonito que se le puede decir a nadie. Espero iaiu, como a ti te habría gustado, que este escrito puede haber ayudado a gente que se haya sentido identificada por los sentimientos que aquí expreso. Y estos sentimientos no son más que agradecimiento eterno a una persona, la tristeza que supone su pérdida, y la inmediata alegria que representa mantener vivo su recuerdo y sentir que eres quién eres en gran parte gracias a él. Cuando me despedí de ti lo hice con un ‘hasta luego’ y lo mantengo, porque me niego a ser del Athletic sin poder comentar contigo todas sus hazañas, como tu dirías. T’estimo, iaiu.

 

Dios córners y un gol

El club me hizo este presente en recompensa de mi gran partido.

Que jornada más cojonuda, señores y señoras. Gran victoria del Athletic y derrotas de Real Sociedad y Osasuna. A veces, cuando la vida parece una mierda y la crisis no da muestras de llegar a su fin, cosas como esta te hacen sentir más vivo. Además, la victoria del Athletic tuvo nombre y apellidos: Condos Cojones. Exacto, yo, el número Dios, volvió a la titularidad arrasando el verde como si de Atila el Huno se tratara, convirtiendo al jeque en un jaca a cuatro patas.

Si un jugador que no ha centrado un córner en su puta vida es capaz de sacar sus dos primeros saques de esquina en un mismo partido y que los dos acaben en gol, es obvio que estamos hablando de un ser superior. Pero si encima 30 segundos después te mete un gol por la escuadra de bolea sin angulo, tan solo puede tratarse de Gaizka Toquero, Dios creador del universo y único ser vivo que ha sido capaz de mirar fijamente el bigote de Aznar más de 2 minutos seguidos y no vomitar. Amorebieta – San José – Toquero, 3 minutos en los que San Mamés se volvió más loco que Robinho en un sex shop… y la Champions a tocar.

Hablemos ahora de los dos grandes. Mi huevo izquierdo y el derecho siguen en su sitio, fin del parte informativo. En cuanto a Barça y Madrid, lo de siempre (que cansinos, son peores que Jordi Hurtado jugando al Trivial). El Madrid le metió 4 o 5 al Racing, no me importa el resultado exacto, puesto que lo importante de ese partido es que la afición gritó “La final de Copa no se juega aquí”. Grande Sergio Ramos, que al escuchar el cántico le dijo a Marcelo: “Quillo, que tonta la afición, como se va a jugar aquí la final si ya estamos eliminaos jajajajaja”. Pues eso, él cobrando millones de euros y físicos termonucleares en el paro, siglo XXI en estado puro. El Barça, por su parte, metió 5 goles al Valencia, 4 de ellos del primo feo de Willow, que no se llevó el balón a casa pensando que solo tienes derecho a hacerlo si metes tres goles. Si yo fuera Villar, obligaría a jugar a Madrid y Barça con la Enciclopedia Larousse atada a los huevos de sus jugadores, para reírnos un poco y que de paso leyeran un rato.

Del resto de la jornada, todo muy divertido. Clemente volvió a la Liga en un duelo ante Simeone: desde 1923 no se veía un partido con tanto fútbol de ataque y tan entretenido (si te cuesta pillar las ironías, con esto vengo a decir que fue un partido que habría matado de tristeza al propio Ghandi). Real y Osasuna perdieron, cosa que me parece muy importante para esta Liga, que aspira a ser la mejor del mundo (si ganan estos dos, ¿quién se va a creer eso?). Y de los demás partidos me gustaría dedicarles unas líneas, pero es que me estoy cagando. Esto es así. Y os preguntareis: ¿no puedes cagar y escribirlo después? Y os digo: cuando Toquero_theboss caga necesita dos o tres horas para recuperarse del brutal impacto que supone para él ir al baño, es como un terremoto de 8 grados en la Escala Richter que además huele a comida china en mal estado. Espero que hayáis vomitado después de leer esto.

Lo mejor de la jornada: Yo. Yo. Yo. Yo. Yo. Yo. Yo.

Lo peor de la jornada: Tú. Tú. Tú. Tú. La Real. Tú. Tú.

 
 

Bonitas historias del fútbol mundial: Materazzi

La agresividad de Materazzi era tal que cuando se veía en un espejo era incapaz de no autolesionarse.

¿Que se puede esperar de un niño recién nacido que cuando le vas a cortar el cordón umbilical se escapa y da una patada en la rodilla a su padre? Así empezó la historia de Marco Materazzi, un figura mística de la historia del fútbol, odiado por algunos (Schevchenko, Sorín, Inzhagi y otros miles más que recibieron sus patadas) y amado por otros (Pepe, Amorebieta, Mourinho o las clínicas fisioterapéuticas de rehabilitación, que con él aumentaron sus beneficios un 450%).

El pequeño Marco elevó el concepto de ‘matón’ en su etapa escolar a ‘ultramatón’. Robaba el almuerzo a los profesores, metía la cabeza del conserje en la taza del wc y metía al director de la escuela dentro de su taquilla.  En otras palabras, había nacido para jugar al fútbol en Italia. El Perugia fue el primer equipo que le dio una oportunidad. Se rumorea que la única vez que se ha visto reír a Materazzi fue cuando el club le regaló unas botas con tacos de metal. Después de tres entrenamientos con el Perugia y 17 lesiones graves cortesía de Marco, el club se vio obligado a cederle a Inglaterra. Allí jugó en el Everton (club en el cual ahora juega nuestra amigo Drenthe, ¿son gilipollas o son estrategias de marketing?). Después del paso fugaz por ambos equipos, el Inter, en busca de formar un equipo limpio y caballeresco, fichó a Materazzi. Marco estaba en casa.

11 temporadas partiendo tibias, dando puñetazos, mordiendo a rivales, metiendo algún que otro gol por equivocación, y en definitiva, ganándose el respeto del mundo entero (un respeto a lo Hitler: si no me respetas estás más muerto que los dinosaurios). Son miles las patadas de Materazzi, que fue apodado ‘Matrix’ porqué sus ostias parecían proceder de otra dimensión, de un universo paralelo. Se rumorea que Jean Claude Van Damme se entrevistó con Marco para perfeccionar su técnica mortal de patadas voladoras, y incluso se dice que Pepe no es más que un regalo de un Huevo Kinder que le tocó al propio Materazzi. Pero todo esto es mucho mejor verlo que explicarlo…

Pero el momento culminante de su vida llegó el verano del año 2006. Tras enviar al seleccionador de Italia un sobre con las piernas de su perro, Materazzi fue convocado para el Mundial. Y por unas ‘desafortunadas’ lesiones se hizó un hueco titular en la defensa central italiana. Tras un derroche de buen juego y impresionantes formaciones ofensivas tales como el 22 – 2 (Gattuso y Gattuso) – 1, Italia se plantó en la final del Mundial. Allí esperaba la Francia de un Zidane que se retiraría del fútbol después de ese partido. Tras el gol inicial de Zidane, algo muy raro sucedió. En un córner favorable a Italia, Marco divisó en la grada a un individuo que iba en muletas, y la testosterona se le disparó. Con unas ganas ciegas de darle un ostión al lesionado de la grada, una fuerza sobrenatural le elevó dos metros sobre el suelo, con tan mala suerte que el centro del córner le dio en la boca y la pelota entró a gol. Menuda locura. Pero quedaba lo mejor… Minutos después, Materazzi miró fijamente a Zidane y le dijo: “¡Calvo!”. A Zizou, como a todo calvo que se le insulta por su falta de pelo, quedó poseído por el ‘espíritu Toquero’ y en un acto de heroicidad le propinó un cabezazo en el pecho a Materazzi. A pesar de que es la única vez que alguien ha tenido suficientes cojones para pegar a ‘Matrix’, Francia se quedó con diez, y el resto es historia… Manda cojones que Italia ganara un Mundial gracias al personaje más sangriento de la historia de Europa después de Vlad ‘El Empalador’.

Después de esto, Materazzi siguió dando patadas unos años más hasta que eso dejó de llenarle y se pasó al Wrestling (que abandonó de inmediato tras saber que las ostias no eran reales). Y esta es la historia de Marco Materazzi… pero para acabar, una curiosidad, ¿sabíais que de pequeño protagonizó una serie de dibujos animados?

 
 

Consejos para jóvenes entrenadores

"Vaya ostia te voy a pegar cuando te gires, cagoenlahos"

La vuelta a los banquillos de la Liga de Javier Clemente me ha hecho recordar que antaño existían entrenadores de verdad que no vestían como si hubieran atracado Zara y se hubieran quedado lo más hortera de la tienda. Con la vuelta del señor del ‘Patapum p’arriba’ vuelve la esperanza, así que hoy os daré algunos consejos para ser el mejor de los entrenadores:

Actitud: Seamos serios, un entrenador no es entrenador si no se caga en la puta madre de sus jugadores cada vez que tocan el balón. Aunque lo hagan bien, estos pijos, ricos, buenos y guapos necesitan mano dura (si necesitaran cara dura, Urdangarín seria el mejor de los entrenadores), y el entrenador debe recordárselo cada dos segundos. Si Messi mete un gol regateando a 15 tíos, incluyendo al cámara. pues bofetada en la boca por chupón; si CR7 mete un golazo de falta, al banquillo por fracasar en el intento de récord Guiness de menor efectividad tirando faltas, que en estos momentos posee Abelardo; si ganas la Champions en el tiempo de descuenta, castigo general al equipo por falta de solidaridad con el contrario… y así siempre.

Chándal: Imprescindible. El chándal es el uniforme oficial de entrenadores y yonkis que venden kleenex en los semáforos. Da un aire de ‘A mi no me toques los huevos’ que es demasiado. Si vistes como Guardiola o Michel, la gente tiende a pensar que eres una persona culta, y realmente te dedicas al fútbol, la cultura es lo de menos. Solo existe una excepción, conocida como caso ‘Camacho’, que dice que se puede ir con camisa si esta queda más sudada al finalizar el partido que un andaluz en agosto.

Ruedas de prensa: Hay que liarla si o si. El mejor ejemplo es Clemente, que atiza a todo lo que se mueve literalmente. Mourinho no lo hace mal, aunque últimamente está muy nenaza enviando a Karanka, que tiene la misma capacidad comunicativa que el Tito MC. Insulta, pon en tela de juicio a los árbitros, carga contra tu propia afición, levántate y mea encima de los periodistas… cualquier cosa que eclipse el juego de mierda de tu equipo es válida. Y la ética la dejamos para otras profesiones, como los políticos.

Formación: Es igual un 4-4-2, que un 3-4-3, que un 4-2-3-1 o que un 1+1=7. Lo importante es inventarte palabras para simular que sabes de fútbol, y que luego los jugadores hagan lo que puedan por el campo, que ya son mayorcitos. “El doble pivote defensivo ha sido clave en las transiciones ataque-defensa, además de aportar mordiente en las segundas jugadas a la par que provocando el off-side del rival”. No te ha entendido ni Dios, pero eres Dios. Sin más. La frase “El cuadrado mágico nace con los ángulos mágicos”, de Vanderlei Luxemburgo, es el máximo exponente de esto. Si la frase hubiera acabado con un “y me comes el rabo”, la gente se lo habría comido sin rechistar, porqué el poder de las palabras bonitas es incalculable, a pesar de que tengan menos sentidos que Balloteli en un entrenamiento voluntario.

Teoría del moco: Debes tener claro que un entrenador es como un moco, más tarde o más temprano te acabarán expulsando de tu puesto con cara de asco (esperemos que no se te coman). Por eso mismo, nada de dramas ante los despidos, Que les den, no les necesitas. En pocas semanas cualquier otro equipo necesitará un nuevo pedante para hundir el club, y ese eres tu. Los mocos son expulsados periódicamente, pero siempre vuelven.

Adaptación al medio: Por último, debes simular siempre que tu relación con los jugadores es genial. Por un problema genético hereditario, los futbolistas siempre defienden a sus entrenadores aunque estos se tiren a su mujer y se caguen en sus botas. Esto es así. Pues aprovéchate de esta situación. Hazte el simpático con ellos, emborráchate con ellos, lee ‘Teo se va al zoo’ con ellos. En pocas semanas los tendrás comiendo de tu mano, cuál perro abandonado falto de cariño que encuentro un amo bondadoso. Pero la diferencia es que tu luego, sin ningún pudor, podrás joderles la vida cuando quieres. ¿Objetivo? Diversión, sin más. Ya que son ricos y tienen novias nivel Sara Carbonero para arriba, que lloren un rato también. Si, tengo parentesco con Maquiavelo.

Pues eso es todo Toqueristas, ahora ya podéis empezar a practicar con un equipo de niños de 5 años, que siempre son más fáciles de putear que los profesionales. Con estos consejos en pocos años estaréis al nivel de héroes como Preciado, Camacho, Fabri, Onésimo o el gran Clemente. Y recordad: no es mejor entrenador el que más sabe de fútbol, sino el que mejor lo aparenta.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: